Pretendia ser una "muñeca" pero... Algo salio muy muy mal


Esta joven mujer se obsesiono tanto por lucir como una verdadera muñeca que las cirujias plasticas y la llevaron hacia algo que posiblemente ella no deseaba.

Victoria Wild es una chica más que busca mejorar su apariencia con cirugía plástica, el problema es que no solo se quedó en un “arreglito”, su caso se convirtió en adicción al bisturí.

La idea de la rubia chica era convertirse en una muñeca, de esas atractivas. Empezó a trabajar a los 20 años como modelo en Letonia, su ciudad natal, y todo el dinero lo invirtió en “mejorar su apariencia”.






A los 25 años empezó una relación sentimental con Simon, empresario italiano que le ayudó a financiar sus cirugías.

Para el 2011 ya se había realizado tres mamoplastías (aumento de senos) donde gastó aproximadamente 540 mil pesos.

Tiempo después siguieron la rinoplastia, el aumento excesivo de labios e inyecciones de botox; en todo esto desembolsó más de 73 mil pesos.









“Ahora me siento más feliz y segura que antes. A Simon le encanta mi look de muñeca. La gente me mira en la calle y los hombres me adoran. Mi novio está muy orgulloso de la atención que recibo”, confesó Victoria.

En su cuenta de Instagram tiene cerca de 176 mil seguidores y todas sus fotos tienen cientos de likes y comentarios, sobre todo de hombres.



“Me di cuenta de que podía hacer mis sueños realidad. Podía convertirme en la sexy muñeca que siempre había visualizado en mi mente”.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario