10 Pasos eficaces para perder a tu pareja




Una persona pierde el amor de su pareja poco a poco y sin darse cuenta. No se necesita tener un problema mayor, todo comienza con un descuido pequeño, un dolor minúsculo o un silencio que se agudiza con el tiempo; por la falta de compromiso, por el exceso de expectativas irreales, las carencias y la imposibilidad de poder resolver los conflictos.



Si realmente quieres perder a tu pareja recuerda que  no tienes que hacer  grandes actos de maldad, cometer infidelidades o  perderte en el alcohol,  simplemente sigue estas reglas sencillas y  efectivas para que pronto seas parte del gran grupo privilegiado donde las personas que juraban tenerlo todo ahora están solas, divorciadas o simplemente no se han podido comprometer.

1.    Aprende a culpar a tu pareja de todo lo que pasa en la relación.

Tú no eres responsable de nada de lo que pasa, a ti que no te metan en sus problemas. No es posible que tú puedas pensar o actuar por otras personas ¿verdad?

2.    Enfócate en el pasado

Sobre todo si este causa dolor, angustia y trae el recuerdo de algún problema que no se pudo solucionar. Aférrate a las cosas, a las discusiones y a los sucesos que te duelen. Nada como sufrir varias veces por lo mismo, después de todo ya sabes cómo va a terminar esa discusión.

3.     Quéjate, reprocha y recuerda todo lo que te ha hecho

Todo lo que te ha prometido y no te ha cumplido y sobretodo, quéjate cuanto puedas y con quien puedas, así no solo vas a sentir infelicidad, también la gente que te rodea estará consiente de los mal que vives con tu pareja. ¡Qué mejor que tener porras para el dolor!

4.    Cuando hablen de cosas íntimas o surjan discusiones, no te atrevas a contestar nada

Recuerda que tu pareja no va a entender tu punto de vista, no te gastes. Si te puedes dormir, ver al techo o jugar con tus manos son acciones muy recomendables,  ignorar los sentimientos de la persona lastimada es un quehacer acertado para alejar a tu pareja, no lo olvides.

5.    No cumplas con tu palabra

Las promesas se hicieron para romperse; las intensiones son suficientes si realmente trataste y no pudiste o se te olvidó en el camino, ni hables, ni te justifiques, no tiene sentido,  después de todo ¿lo que estas buscando es perder a tu pareja no?

6.    Ni un detalle, ni una atención, nada que haga sentir bien a tu pareja

Después de todo cuando haces algo que según tu es bueno o bonito ni siquiera te valoran ni te lo agradecen así que para que te esfuerzas.

7.    Tú te mereces todo, no te conformes con miserias

Todo lo que te den es poco, todo lo que te demuestren no es suficiente; recuerda que eres tan especial que lo mucho, es poco cuando se trata de ti. No te limites con tus expectativas.

8.    Trata de controlar todo lo que sucede en el entorno de tu relación

Es decir, tú tienes que saber dónde va, con quien está, qué dice, cómo se viste, qué compra y todo lo demás. Después de todo, el control te da seguridad y nutre tu ego. 

9.    No le des importancia a tu pareja

Primero tu trabajo ya que éste te da sustento y seguridad, cuida a tus amigos ellos no te piden nada a cambio, te entienden y acompañan cuando los buscas. Toma en cuenta a todas las personas que quieres; tus padres, abuelos, hijos etc. Tu pareja, si te quiere, te va a comprender, es lo mínimo que puede hacer por ti.

10. Lo más importante es que nunca agradezcas nada

¿Recuerdas la regla numero 7?  Mereces todo, entonces no tienes nada que agradecer, elogiar o reconocer. ¿Por qué vas a demostrar tu lado humilde o tu sensibilidad? Jamás,  eso implicaría cercanía, sinceridad y humildad, eso no sirve para perder a tu pareja, ten mucho cuidado!

La lógica incitaría a  pensar el abuso  doméstico, alcoholismo, drogadicción e infidelidad son  las razones más comunes para terminar con el amor de cualquier pareja; sin embargo, lo más alarmante es que la mayoría de los divorcios (73%), más que  las causas dramáticas de los comportamientos tóxicos o enfermos, se ha visto que los divorcios y las rupturas de pareja, surgen por la falta de interés de querer resolver los conflictos al igual que  el orgullo y la inflexibilidad.



Tristemente los divorcios, las rupturas y las separaciones dejan marcas difíciles de borrar y aunque en muchos casos las personas superen el dolor, siempre va a quedar el testimonio vivo de una perdida personal.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario